Inicio

QUIÉNES SOMOS

Personas de la sociedad civil unidas por valores como el respeto, el diálogo, la tolerancia, el compromiso desinteresado por el bien común, la responsabilidad individual, la lucha contra la corrupción, la regeneración real de la vida política, la transparencia, la libertad política y la igualdad de todos los españoles ante la Ley que confluimos en una misma organización interesada en instaurar entre los representantes políticos los principios que rigieron la actuación de nuestro referente histórico, Cincinato.

FAQ´s o preguntas frecuentes sobre Cincinatos

EN PORTADA

Le mostramos  la última entrada publicada. Para acceder al resto de publicaciones podrá realizar una búsqueda por últimos artículos, palabras clave, categorías o bien seleccionarlos por fecha de publicación. Si desea compartir en sus redes sociales es libre de hacerlo, para ello tan solo pulse sobre los iconos que encontrará al final de cada articulo.

¿Por qué se debilita y retrocede el mundo occidental?

¿Cuál es peor de los dos?

Artículo de Francisco Rubiales

Si Occidente hubiera mantenido la fortaleza moral que llegó a tener durante la Guerra Fría, Rusia nunca se habría atrevido a invadir Ucrania. Pero Rusia, como buena parte del mundo, ha perdido el respeto y el miedo a un mundo occidental en decadencia y declive, acobardado y moralmente deshecho.

Hay muchas razones que explican por qué Occidente, liderado por Estados Unidos, retrocede, mientras China y Rusia avanzan, pero sobresalen tres: hemos pervertido la democracia, nos hemos alejado de nuestras raíces y valores y hemos abusado de los países pobres y emergentes.

La enorme superioridad moral que tenía Occidente sobre las tiranías después de la II Guerra Mundial se ha dilapidado.

No sólo hemos prostituido la democracia y expoliado o invadido con guerras ilícitas a países pobres o emergentes, sino que también hemos colocado al frente de nuestros partidos políticos y gobiernos a personas sin altura ni grandeza, a tiranos disfrazados de demócratas, a corruptos y hasta a delincuentes, lo que ha deteriorado seriamente el liderazgo y la armadura moral de Occidente en el mundo.