Humillante encuentro pirata en la bella Barcelona

Artículo de Francisco Rubiales

El espectáculo con el que castigaron  a España Pedro Sánchez y Quim Torra fue una inigualable e histórica exhibición de bochorno y ridículo. Quisieron escenificar el encuentro entre iguales de dos rutilantes jefes de Estado, pero sólo lograron una exhibición de mediocres con ínfulas, la bisutería de boñigas con cornucopia. Uno parecía el papa Clemente del Palmar de Troya y el otro la peor versión de Groucho Marx en Sopa de Gansos. Un encuentro pirata, en definitiva, donde hubo reparto de botín en exclusividad. El catalán no era más que un presunto delincuente en espera de condena y el otro un estafador que incumple lo que promete y esconde la verdad, sin respeto, que, por desgracia, se ha apoderado de España.

Leer másHumillante encuentro pirata en la bella Barcelona