Manual de urgencia para derrotar al «sanchismo» y sobrevivir al comunismo

Artículo de Francisco Rubiales

El comunismo y el sanchismo son sistemas basados en la propaganda y en la mentira, que se despliegan en la opinión pública, lo que convierte a su imagen pública en el mayor punto débil. Su principal fuerza es la propaganda y contra esa propaganda deben apuntar los cañones de la libertad y la decencia.

Han tomado el poder en España e intentarán mantenerlo a toda costa, lo que convierte a su derrota y erradicación en objetivo primordial de supervivencia para los hombres y mujeres libres y decentes.

La primera receta para derrotarlos es difundir la verdad contra las mentiras del poder y convencer a la ciudadanía de que son una plaga letal que en lugar de liberar esclavizan y que, como han hecho en Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y otros países-víctimas, traen consigo la pobreza, el retroceso, la injusticia y el beneficio exclusivo de los que gobiernan y mandan, que suelen enriquecerse rápidamente.

La resistencia frente al sanchismo, el comunismo y sus aliados nacionalistas que odian a España no es un capítulo más de la lucha entre partidos, ni del enfrentamiento entre las derechas y las izquierdas, sino la esencia de la lucha de los ciudadanos libres contra los que quieren exterminar las libertades y derechos para imponer sus criterios y prioridades sobre la voluntad popular.

Como a todas las mentiras, al sanchismo y al comunismo se les derrota con la verdad. Pero hay otros métodos y actuaciones que ayudan a debilitarlos, entre los que destacan la austeridad en el consumo, el boicot al Estado y a sus actuaciones injustas y el uso intenso de la palabra para desenmascararlos y neutralizar sus mentiras.

Leer másManual de urgencia para derrotar al «sanchismo» y sobrevivir al comunismo