Cincinatos y la batalla cultural contra el frentepopulismo de la izquierda

 

Artículo de Pedro de Tena

Desde 2004, momento clave en que la oposición de izquierdas, arrinconó a un gobierno legítimo que había ganado las elecciones por mayoría absoluta acusándolo de haber provocado o justificado, nada menos, que el más grave atentado terrorista europeo, se consumó la voluntad de recuperar la imposición como modo de acción política referente. Los objetivos de aquella operación aún siguen siendo secretos, pero ya es evidente que se pretende unir la izquierda y el separatismo para dar paso a nueva estructura del Estado español, acabar con la Constitución y su espíritu de reconciliación e impedir la alternancia política que exige la democracia liberal, la única que existe.
Para conseguirlo, el frentepopulismo necesita imponer culturalmente sus postulados. Desde su presencia casi omnímoda en los medios de comunicación y las redes sociales, se usa la mentira histórica para reescribir la historia de España y blanquear su comportamiento en la II República. Igualmente, se extiende la idea de combate social casi nunca respetuoso contra toda costumbre, creencia, valor o idea que contraríe sus propósitos impidiendo el debate razonado con fundamento en la ciencia y la experiencia para proponer reformas sensatas y se trata de arrebatar el ámbito de las personas los derechos y deberes para entregárselos a un Estado cada vez más interventor y presente.

Como ejemplo de todo ello, destaquemos el cultivo de la leyenda negra española, el derribo de los símbolos de sólo una de las partes enfrentadas en la Guerra Civil sin asunción de responsabilidad alguna por lo ocurrido, el ataque cada vez más intenso a la independencia del poder judicial, el uso de la mentira como procedimiento habitual, el desprecio de la herencia de la civilización cristiana presente en la nación española y sustrato de la Unión Europea, varios de cuyos fundadores fueron cristianos y dos tienen opciones de ser beatificados, el desdén por los hechos y por la ciencia desde la soberbia ideológica,  la imposición de la ideología de género, el uso del sexo como bandera divisora, la eutanasia, etc.

Por ello, Cincinatos desea la extensión de la veracidad como forma básica de comunicación política y social y el estudio detenido de los problemas desde diversas perspectivas científico-técnicas antes que imponer soluciones “ideológicas” no pocas veces carentes de fundamento racional. Hay una España, nosotros creemos que es la mayoría de la nación, que quiere:

– que la independencia del poder judicial sea efectiva y garantía de Justicia.

– que se dé voz veraz a quienes los medios controlados silencian y ningunean.

– que no quiere contribuir a una España de unos contra otros.

– que no acepta las mentiras y las deformaciones -vengan de donde vengan- desde tesis plagiadas a propagandas electorales engañosas.

– que no quiere debilitar la Nación y sus instituciones como lo consiguen las acciones perpetradas en Bolivia, como el nombramiento de personas no adecuadas como el de Dolores Delgado, como las derivadas del caso Villarejo, como el caso Ábalos y la presencia de la dictadura venezolana entre nosotros, como el enchufismo marital evidente, como el aumento de los altos cargos, como la alianza con organizaciones filoterroristas.

– que no se adoctrine ni a niños ni a los ciudadanos, sino que se les informe e  instruya para que puedan adoptar decisiones libremente.

– que no se destruya la igualdad en familias y uniones civiles entre las personas arduamente conseguida con la preeminencia absurda y antidemocrática de lo femenino sobre lo masculino.

-que no se supediten unas regiones a otras en la España común y que en todas ellas, los españoles tengan los mismos derechos, deberes y oportunidades.

– que no se siga eliminando el español, idioma común y materno en una mayoría de casos de escuelas
universidades y administración.

– que se luche efectivamente contra la corrupción, surja donde surja.

-que se respete y ayude especialmente a las víctimas no a sus verdugos.

#Cincinatos #BatallaCultural #DesmontandoMentiras #SomoslaTerceraEspaña

 

Deja un comentario