La mujer que encaró a Pablity Valance

Carlos Rodríguez Estacio

Cayetana Álvarez de Toledo, claro, no estaba dirigiendo ningún reproche al padre sino al hijo. ¿Es justificable? Vamos a analizarlo:

1) Pablo Iglesias se ha aburrido de llamar «marquesa» a Cayetana. Es decir, la apelación a la genealogía como marco que confiere sentido e inteligibilidad al discurso político proviene de aquel.

2) Cayetana anunció que no volvería a dirigirse a él de esa manera: «Se lo diré por primera y última vez, usted es el hijo de un terrorista, usted pertenece a la aristocracia del crimen». Adivinamos que Iglesias no seguirá su ejemplo y seguirá recordando su título nobiliario que, al parecer, debería excluirla del sufragio pasivo y quizás, vete a saber, también del activo.

3) De hecho, volvió a utilizar la denominación de origen en el tuit que escribió después: «Hoy la marquesa Cayetana Álvarez de Toledo ha cometido un delito en el Congreso llamando terrorista a mi padre. Sus privilegios aristocráticos le hacen creerse impune. Hermann Tertsch ya fue condenado por lo mismo. Animaré a mi padre a que ejerza las acciones correspondientes.»

Leer másLa mujer que encaró a Pablity Valance