Pedro Sánchez, al colocar a Pablo Iglesias dentro el CNI, desafía a nuestros aliados y pone a España en serio peligro

Artículo de Francisco Rubiales

Situar a Pablo Iglesias en el corazón del sistema de inteligencia español es una provocación a Estados Unidos, a la OTAN y a las democracias del mundo, nuestros aliados tradicionales, que puede traer para España consecuencias gravísimas. Esa decisión constituye una especie de locura, una ruptura de las normas y la pérdida de toda prudencia y cautela en las relaciones con nuestros aliados porque pone en manos de un comunista activo los grandes secretos compartidos por los aliados de la OTAN y las potencias amigas.

Pablo Iglesias, vicepresidente del gobierno, es un comunista con lealtades probadas y deudas contraídas con países enemigos de Estados Unidos y de la OTAN, como Venezuela, Cuba, e Irán, países amigos y estrechamente relacionados con Rusia y China, las grandes potencias enemigas. Permitir que acceda a los secretos y que mande en la inteligencia española, desde su rango de vicepresidente del gobierno, es una profunda insensatez de consecuencias imprevisibles.

Leer másPedro Sánchez, al colocar a Pablo Iglesias dentro el CNI, desafía a nuestros aliados y pone a España en serio peligro